lunes, 18 de abril de 2011

LO QUE FALTABA II: PROHIBEN TRAJES TÍPICOS EN EL BICENTENARIO



ATENEO DE LENGUA Y CULTURA GUARANI
Maitei horyvéva opavavépe
David Galeano Olivera

LO QUE FALTABA II: PROHIBEN TRAJES TÍPICOS EN EL BICENTENARIO
Publicado por ABC Color: 18 de abril de 2011
Leer (hacer clic) en: http://dgaleanolivera.wordpress.com/lo-que-faltaba-ii-prohiben-trajes-tipicos-en-el-bicentenario/

Como parte de los festejos del Bicentenario, la Dirección de Enseñanza Superior y Difusión Cultural del Ministerio de Educación y Cultura envió una nota a las academias de danza en la que taxativamente les prohíbe utilizar ñandutí, bordados o encaje ju en los vestuarios para el proyecto denominado “Yvy marane’y (La tierra sin mal)”, el 13 de mayo próximo.
En el facsímil que se incluye en la presente página se puede leer claramente cómo con un NO en letra mayúscula prohíben a las academias de danza la utilización de esos tejidos típicos y tradicionales de nuestro país.
Ayer a la mañana un grupo de connotadas profesionales de la danza se llegaron hasta la redacción de ABC Color para dar a conocer su descontento y sentar su posición sobre esta solicitud, que lleva la firma de nada menos que Gilda Ruiz de Segovia y Antonio Ayala.
“Es ridículo, porque considero al ñandutí parte de nuestro folclore y más el trabajo de nuestras artesanas y no vamos a ser nosotros quienes aplastemos tanto al encaje paraguayo como a sus creadores. Forma parte de nuestro folclore, porque ya tiene más de 50 años de vigencia”, comentó la conocida formadora de alumnos de danza Reina Menchaca.
Por su parte, Lizza Bogado, bailarina y cantante, comentó: “Trajimos un link donde tiene el mismo logo de la resolución firmada por Ruiz de Segovia y Ayala que habla sobre la historia del ñandutí y que dice que pertenece a lo nuestro. No sé, no entendemos el sentido de esta resolución. La gente no tiene un documento gráfico de cómo se vestía nuestra gente en el pasado, por lo tanto es importante dar difusión a ciertos trajes y vestuario. El link es http://xn–anduti-vwa.com/”.
“Pienso que mientras los países vecinos se están apoderando de nuestras artesanías, de nuestros bordados, de nuestros encajes, de nuestras costumbres o las valoran más que nosotros, usando ya algunos ballets argentinos el ñandutí y presentándose como Formosa como la provincia del ñandutí, no podemos los paraguayos desechar el uso de estos tejidos en nuestras indumentarias que el folclore, para serlo, debe tener 50 años de vigencia y esa ropa surgió en los años 60. De modo que no hay argumento válido para negar el valor folclórico del ñandutí. Además, valoremos el trabajo de nuestros artesanos, su labor, incentivar la creatividad me parece bastante válido y enriquecedor para nuestra cultura. No estamos introduciendo elementos foráneos, sino lo que se utiliza cotidianamente”, expresó con vehemencia Sussy Sacco.
“El bordado del ao po’i, el ao po’i ete son tejidos que comenzaron en años antiquísimos, utilizarlos en un vestuario de una bailarina es loable y deberían ellos estimular la creatividad, el uso del encaje ju que en el Brasil a mí me tocó comprarlo como encaje del nordeste brasileño y le dije que era del Paraguay y me dijeron que era de ellos. La chipa, el tereré, el ñandutí, la yerba mate son todos productos foráneos ahora por falta de patriotismo, por un falso nacionalismo de defender las costumbres de antaño, tal vez por desidia”, acotó Sacco.
“No me voy a ir directamente porque no estoy de acuerdo con el sistema de organización, no tengo un ballet profesional que estaría supeditado a aguantar por horas. Trabajo con niños y no estoy de acuerdo en la producción del espectáculo. Yo creo que no habrá represalias, somos personas civilizadas, respeto y creo que debo ser respetada por no concordar con ellos. Ya no me presenté al megaevento que se realizó en Ciudad del Este”, señaló Mary Carmen Avila.
“No se valoran nuestros encajes, porque ya transcurrió el tiempo para ser considerado foclórico, será mostrado al extranjero y se verá una indumentaria tan pobre. Siempre mostramos lo menos, en lugar de lo mejor. Tampoco me voy a presentar a la convocatoria”, dijo a su vez Ligia Meza.
“No hacen proyectos, hacen cosas a locas, sin planificación, debe haber un coordinador, alguien que organice. Además, no se puede llevar un ballet profesional sin que al menos tenga algún tipo de remuneración”, indicó finalmente la profesora Mary Carmen Avila.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada