viernes, 28 de octubre de 2011

RELIGIOSIDAD POPULAR: DÍA DE SAN JUDAS TADEO



RELIGIOSIDAD POPULAR:
JUDAS TADEO MARANGATU ÁRA – DÍA DE SAN JUDAS TADEO
Ohai: David Galeano Olivera
Leer original (hacer clic) en: http://cafehistoria.ning.com/profiles/blogs/religiosidad-popular-d-a-de-san-judas-tadeo
Leer también en: http://dgaleanolivera.wordpress.com/religiosidad-popular-dia-de-san-judas-tadeo/

28 jasypa jave ojegueromandu’a Judas Tadeo Marangatu ára. Ja’ekuaániko Judas Tadeo Marangatúpe akóinte ojehecharamo ha ojehayhuveha. Oje’e ha’e oipytyvôha opapave Hesukirito rayhuhárape ha upehaguére ohupytyka hemikotevê maymaite chupe oñembo’ekuaávape. Alemania, Italia, América ha ambue tetâ rupi oî heta ohapykuehóva chupe ha ha’e, oñepomoîvo Tupâme, ohupytyka chupekuéra imba’aporâ, hogarâ térâ ambue mba’emimi. El 28 de octubre se celebra el día de San Judas Tadeo. Se puede afirmar que San Judas Tadeo es uno de los santos más populares, que otorga numerosos favores a todos sus devotos que le rezan con mucha fe. En Alemania, Italia, América y en otros países tiene numerosos devotos, quienes mediante su su intercesión logran valiosas ayudas de Dios, específicamente para conseguir empleo, casa u otros favores.
Judas niko he’ise “ñe’êngatu oñeme’êva Tupâme”. Tadeo katu he’ise “ipy’aguasúva oikuaauka haĝua Tupâ rembipota”. Judas Tadeo túva niko herava’ekue Cleofás ha isýkatu hera’akue María, ha’éva Tupâsy pehêngue. Judas quiere decir "alabanzas sean dadas a Dios". En tanto que, Tadeo quiere decir "valiente para proclamar su fe". El padre de Judas Tadeo fue Cleofás y su madre fue María, pariente de la Virgen María.
Imitârusúpe Judas Tadeo omoirûva’ekue Hesúpe ha Hesu ikaraipávo, Judas ohejapaite ohohapykueho haĝua chupe. Judas Marangatúpe oñehenói Tadeo oñembojoavy haĝua Judas Iscariote-gui, ha’eva’ekue upe ohepyme’êvakue Hesúpe. En su juventud Judas Tadeo fue compañero de Jesús y cuando Jesús inició su vida pública, Judas abandonó todo para poder seguirle. A San Judas se lo llama Tadeo para diferenciarlo de Judas Iscariote que fue aquel que vendió a Jesús.
Oipyguara Mesopotamia tuichakue javeve oikuaauka haĝua Hesukirito remiandu. Avei ojapo upe tembiapo Jerusalén ha Libia rupi. Recorrió toda la Mesopotamia para difundir la fe cristiana. También fue misionero en Jerusalén y en Libia.
Omyasâi jave Hesukirito remiandu táva Suanis-pe, Persia retâme, Judas Tadeo ha Simón Marangatu ho’ákuri ka’irâime ha heta ojejahéi hesekuéra. Upéi, peteî yvyrápe ojoka hikuái San Judas Tadeo akâ. Upévare oñeha’ângájepi chupe peteî yvyra otu’úva iñakâre. Uperire oñeñakâ’o peteî háchape ha hetekue ojereruva’ekue Roma-pe ha oñemohendákuri Pedro Marangatu tupâo guasúpe. Estando como misioneros en la ciudad de Suanis, en el país de Persia, San Judas Tadeo y San Simón fueron detenidos y sometidos torturas. A San Judas Tadeo lo mataron con una cachiporra. Es por ello que se lo representa con un garrote en la cabeza. A continuación le cortaron la cabeza con un hacha y posteriormente trasladaron su cuerpo a Roma y sus restos son venerados en la Basílica de San Pedro.

JUDAS TADEO MARANGATU ÑEMBO’E - ORACIÓN A SAN JUDAS TADEO
Glorioso Apostol de Jesús
Hesu rembimbo’e rekoverapy

San Judas Tadeo,
Judas Tadeo Marangatu,

Mi abogado, protector y benefactor,
Chemo’âhára, ñangarekohára ha pytyvôhára,

Aquí estoy postrado a tus pies
Ko’ápe añesû ne renondépe

Para exponerte mis necesidades
Amombe’úvo ndéve che remikotevê

Espirituales y temporales.
Ângapy ha opaite aragua.

Dígnate arrojar tu mirada de bondad
Cherechakuaamína ha ejesareko

Sobre mi atribulado corazón
Ko che korasô mba’embyasymíre

Y experimente mi alma
Ha upekuévo toñemomba’e che ângare

Los sentimientos de tu ternura y misericordia
Ne kunu’û ha nde poriahuvereko

Y favorecido por las gracias
Ha ahupytyvo pe pytyvô

Que prodigas a tus devotos
Reme’êva nde rayhuhárape

En las horas de dolor
Ku ohasa’asyve jave

Obtenga tu ayuda y protección
Tahupyty ne pytyvô ha ne ñangareko

En la presente necesidad
Ko’áĝa aikotevêve jave nderehe

Haz que me resigne siempre a la volutad de Dios
Chepytyvôkena akóinte ajapo haĝua Tupâ rembipota

No me queje nunca de la tribulación
Anítei añembyasy ahasa’asy jave

Y corresponda con más fidelidad
Uvei tamombareteve che jerovia

Al amor de mi dulcísimo Jesús. Amén.
Hesu marangatuete mborayhúre. Taupéicha.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada