jueves, 19 de mayo de 2011

FINALIZÓ EL FORO BICENTENARIO "IDENTIDAD NACIONAL, INTERCULTURALIDAD Y BILINGUISMO"



FINALIZÓ EL FORO BICENTENARIO “IDENTIDAD NACIONAL, INTERCULTURALIDAD Y BILINGUISMO”
Leer original (hacer clic) en: http://dgaleanolivera.wordpress.com/finalizo-el-foro-bicentenario-identidad-nacional-interculturalidad-y-bilinguismo/

Oñemohu’âkuri ATY GUASU “TETÂ MBA’EKUAA, ARANDUKUAATY HA RYEPY HA ÑE’ÈKÔI”, oikova’ekue 18 ha 19 jasypo, táva guasu Paraguaýpe. Upépe ijatýkuri heta tapicha katupyry omyesakâvo, ñomongeta rupive, heta mba’e ko aty guasu rehegua.
La habilitación del FORO BICENTENARIO “IDENTIDAD NACIONAL, INTERCULTURALIDAD Y BILINGUISMO” estuvo a cargo del Coordinador General de la Comisión Nacional del Bilingüismo, Ramiro Domínguez; el Ministro de Cultura, Ticio Escobar; Luis María Scasso, Director General de de Cooperación y Educación Permanente de la Organización de Estados Iberoamericanos; Diana Serafini, Viceministra de Educación; Margarita Morselli, Secretaria Ejecutiva de la Comisión del Bicentenario; y Dionisio Ortega, Diputado y Presidente de la Comisión de Educación de la Cámara. Asistieron también importantes referentes de la cultura nacional, así como indígenas Guarani, quienes dieron realce al evento representando un ritual típico de su comunidad.
El Foro fue organizado, los días 18 y 19 de mayo de 2011, por la Comisión Nacional de Bilingüismo, el Ministerio de Educación y Cultura, y la Organización de Estados Iberoamericanos. Contó con el apoyo de la Red de Cooperacion Intercultural Multilingue (RECIM); el Centro de Estudios Antropológicos de la Universidad Católica (CEADUC); el ATENEO DE LENGUA Y CULTURA GUARANI; la Secretaria Nacional de Cultura; la Fundación Yvy Marãe’y, la la Agencia Española de Cooperación Internacional y el Plan Iberoamericano de Alfabetización y Educación Básica de Personas Jóvenes y Adultas.
Los expositores internacionales que participaron fueron: Félix Martí del Instituto Linguapax Unescocat, España; Antonino Colajanni, de la Universidad La Sapienza, Italia; Noel Aguirre, Viceministro de Educación Alternativa y Especial del Ministerio de Educación de Bolivia y José Ignacio López Soria, del Centro de Altos Estudios Universitarios de la Organización de Estados Iberoamericanos de Perú.
En tanto que los expositores nacionales fueron: José Zanardini; Carlos Villagra Marsal; Rodrigo Villagra; Sinforiano Rodríguez: Magdaleno Aponte; Arístides Escobar; Marilín Rehnfeldt; David Galeano Olivera, Ma. Elvira Martínez de Campos y Miguel Verón.

ooo000ooo

A CONTINUACIÓN, LA PONENCIA PRESENTADA POR DAVID GALEANO OLIVERA, EN REPRESENTACIÓN DEL ATENEO DE LENGUA Y CULTURA GUARANI

EL GUARANI COMO INSTRUMENTO DE DESARROLLO DEL PARAGUAY
Ohai: David Galeano Olivera ( * )
1. MOÑEPYRÛ (INTRODUCCIÓN)
Péina ñane retâ ohupytýsapy’a mokôisa ary ha hendive ha ipype ñane ñe’ê Guarani…
Paraguay retâ ha Guarani ñe’ê niko peteînte. Ndaikatumo’âi ñaikûmby Paraguay retâ rembiasa Guarani’ŷre. Ja’eporâsérô, ñane retâ ohasava’ekue guive ohasa avei Guarani ñe’ê rupi.
Ñane retâ isâsóramoguare España poguýgui, upépe oîkuri Guarani ñe’ê. Guaraníme oñe’êkuri Francia, Yegros, Caballero, Iturbe ha ambuéva.
Ojeitýrôguare Argentina, Brasil ha Uruguay ñane retâ ári, ñorairôme, upépe oîkuri avei Guarani ñe’ê, ñanembojoajuvévo, ome’êvo mbarete opavave ñane retâ pysyrôharakuérape. “Kavichu’i”, “Cacique Lambare”, “La Estrella” umíva oipuru hikuái Guarani ombohetia’evévo ñane retâyguápe, upe ñorairô guasúpe.
Pytaguakuéra ohechakuaa Guarani ñe’ê ha’eha pe ñanemopeteîva ha upévare -opávo ñorairô- oñepyrû hikuái ojapo ikatumíva guive ojuka haĝua ñane Avañe’ême. Upégui ou Guarani ñemboyke ijetu’uvéva. Oñepyrûkuri opaichagua ñemotî Guarani ñe’êhárape. Oî ojeja’ova’ekue oipurúre Avañe’ê. Guarango oje’e umívape. Oî avei ojejurupetéva. Oî oñesûva’ekue.
Ha jepémo oî heta ojukaséva ñane Avañe’ême, oî avei heta tapicha ohayhu añetéva ichupe ha omba’apóva, ko’ê ko’êre, hayhupápe, umíva apytépe ñane retâyguáva ha avei pytagua. Mbeguekatúpe Guarani ñe’ê oñakârapu'â ñe’êpapára umíva rembiapo rupive. Upéi, tenondevévo, oikéma katu mbo’ehaópe ha iñasâima avei kuatiahaipyre ha arandukakuéra rupi.
1992-pe oiko chugui ñane retâ ñe’ê teete ha 2007 oiko ichugui Mercosur ñe’ê. Avei, 2010-pe oñemboajékuri Ñe’ênguéra Léi tuicha oipytyvôtava ñane Avañe’ême. 87% ñane retâygua oñe’ê Guaraníme ha mba’e tuichavéva, oike ha ojepurúma avei internet-pe. Opa ko’â mba’e ohechauka Guarani hekoverosâha ha ko’áĝa hekovepyahujeyha.
Añetehápe, Guarani ñe’ê oñakârapu’â ohóvo, ára ha ára, ko Paraguay retâ mokôisa arýpe… jepémo upéicha oî gueterei heta mba’e tekotevê jajapo hese ñamoakârapu’âve haĝua chupe.
2. HETEPY (DESARROLLO)
Cuando en Paraguay, el Ministerio de Educación -tras los Congresos Nacionales de Educación realizados en 1992 y 1993- anunciaba la inminente implementación de la Reforma Educativa, desde 1994, mediante la Enseñanza Bilingüe (Guarani-Castellano) a partir de la Lengua Materna; fueron numerosos los “especialistas” e instituciones que lanzaron sus venenosos dardos en contra de la Enseñanza Bilingüe y más directamente en contra del Guarani.
En varios encuentros que nos tocó protagonizar en distintos puntos de la geografía paraguaya, durante aquellos años, escuchamos a docentes enceguecidos por la ignorancia y el fanatismo, considerar al Guarani como el peor de los enemigos, como el futuro gigante obstáculo de la propia Reforma Educativa; en síntesis, para muchos docentes de aquel momento, el Guarani fue el kukulele, el luisô, el pombéro del nuevo proyecto educativo iniciado en 1994.
Esta visión negativa, perversa -pero infundada- del Guarani nos llevó a un grupo de miembros del ATENEO DE LENGUA Y CULTURA GUARANI, ya desde 1988, a salir a diferentes departamentos, ciudades, compañías y barrios del país, procurando concienciar a la ciudadanía. ¿Cómo?, mediante la demostración de la importancia histórica, social y cultural del Guarani y, por consiguiente, de su indiscutible valor en la Reforma Educativa mediante la Enseñanza Bilingüe; siendo -en todos los casos- nuestro caballito de batalla el tema “diferencias gramaticales entre el Guarani y el Castellano: estudio contrastivo y su incidencia en la educación”.
Los resultados del último Censo Nacional evidenciaron que el 87% de la población habla y entiende Guarani, y que casi un 40% sigue siendo monolingüe Guarani; sin embargo, la educación hasta 1993 fue exclusivamente en castellano, incluyendo: clases, textos y exámenes, a cargo de docentes con tremendos problemas de comunicación oral y escrita en castellano. Aquel modelo educativo contribuyó perversamente a mantener a la mayoría de la población al margen de la educación, realidad ésta reflejada en la alta tasa de analfabetos, desertores y repitentes escolares. ¿Cuál es una de las razones fundamentales de esa realidad?, pues la ausencia del Guarani en la Educación.
Paradójicamente, gracias a la Educación Bilingüe -con luces y sombras- que se sustenta en la enseñanza a partir de la lengua materna; en la actualidad, numerosos niños de habla materna Guarani logran el aprendizaje crítico, comprendido o interpretado, que -sin ninguna duda- los conduce al logro del más preciado objetivo de cualquier ser humano: la libertad sustentada en el conocimiento. Pero lo más relevante de este hecho, es que ya tiene y tendrá una directa y valiosa incidencia -más que en el desarrollo individual- en el desarrollo socioeconómico, cultural y político del país. En un país con un alto porcentaje de usuarios de la Lengua Guarani, ésta se constituye en el componente más valioso de la Educación Bilingüe, implementada por el Ministerio de Educación de nuestro país, mediante la Reforma Educativa, iniciada en 1994.
Tiempo atrás, y a fin de interpretar con mayor precisión la importancia de la Enseñanza Bilingüe en la educación y particularmente la incorporación del Guarani, desarrollamos una investigación donde nos planteamos los siguientes cuestionamientos: ¿Existen o no diferencias gramaticales entre nuestras dos lenguas oficiales?, y sí existieren, ¿qué incidencias positivas o negativas tienen en la labor docente y particularmente en la autoestima y la competencia intelectual de los estudiantes?.
Siendo los aspectos señalados los hechos a demostrar, planteamos por ende éstas hipótesis:
Hipótesis 1: Si se contrastan y analizan distintos aspectos de la fonología, morfología y sintaxis Guarani con los de la lengua castellana, entonces se deducirán varias diferencias gramaticales que existen entre ambas lenguas; e Hipótesis 2: Si los docentes de la Reforma Educativa comprendieran las diferencias gramaticales entre el Guarani y el Castellano fonológicas, morfológicas y sintácticas, entonces implementarán con pertinencia la educación bilingüe, hecho que incidirá en la competencia intelectual y autoestima de los estudiantes.
El trabajo de investigación lo desarrollamos mediante la siguiente metodología. Para demostrar la hipótesis 1 utilizamos preferentemente las técnicas del análisis bibliográfico, la observación, el experimento y la contrastación; en otras palabras, tomamos un hecho específico del Guarani para contrastarlo con su correspondiente Castellano y viceversa, acudiendo -para ese fin- primero al análisis, y luego a la síntesis. Por cada hecho gramatical (ya sea fonológico, morfológico o sintáctico), anotamos su concepto y una serie de ejemplos de la cotidianeidad; y de la observación, experimento y la contrastación surgen las diferencias entre ambos idiomas.
Por su parte, para demostrar la hipótesis 2 acudimos a la técnica del cuestionario o encuesta, cuyos resultados tabulamos en porcentajes, mediante una síntesis general.
Hipótesis 1: Diferencias gramaticales entre el Guarani y el Castellano
Podemos decir enfáticamente que las distintas lenguas y formas de comunicación humanas, pueden ser clasificadas, entre otras, según sus características ya sean fonológicas, morfológicas y sintácticas. Así, según dicha clasificación hecha por la Lingüística, el Castellano es, junto a otras, una lengua de flexión; en tanto que el Guarani es lengua aglutinante y polisintética por excelencia. Este primer punto es fundamental, todo lo demás no hará sino confirmar las diferencias que existen entre ambas.
Analicemos seguidamente algunos de los aspectos que tienen que ver con la FONOLOGÍA de ambos idiomas. De hecho, se afirma que el Castellano posee 24 fonemas o sonidos característicos, diferentes unos de otros (5 son vocálicos o vocales y 19 son consonánticos o consonantes). El Guarani, en cambio, posee 33 fonemas o sonidos característicos (12 son vocálicos y 21 son consonánticos).
Para representar sus 24 fonemas el castellano se vale de 28, 29 ó 30 letras o grafemas; mientras que el Guarani representa sus 33 fonemas mediante 33 letras o grafemas. Por otra parte, el fonema /y/ (agua) del Guarani no existe en el Castellano, de allí que los Castellano-hablantes no pueden fonetizar correctamente palabras como "ryguasu" (dicen "riguasu"), o Yguasu (dicen "Iguasu"). Tampoco es propio del Castellano el fonema que en Guarani denominamos "puso" /'/ (consonante glotal), por lo que también los Castellano-hablantes tampoco pueden fonetizar correctamente la palabra "ku'a" = cintura (dicen "kua" = agujero), o "mbo'i" = picar, seccionar (dicen "mboi” = desvestir, desnudar).
En Guarani, la clasificación fonética de los fonemas (orales y nasales) es muy importante, pues palabras como "oke" y "okê”, tienen significados diferentes "duerme" y "puerta" respectivamente, existiendo entre ambas voces del Guarani solo diferencias de oralidad y nasalidad en la vocal "e".
Asimismo, las sílabas del Guarani se caracterizan por ser directas, es decir, que cada sílaba -y por consiguiente, la palabra- termina en cualquiera de las 12 vocales (ka-ra-ja // ja-gua // ka-mbu-chi). A diferencia del Castellano, las palabras del Guarani nunca terminan en consonante (car-tel // ár-bol).
En cuanto a la MORFOLOGÍA podemos señalar que el Castellano distingue 9 clases o categorías diferentes de palabras (sustantivo, adjetivo, verbo, adverbio, pronombre, conjunción, interjección, preposición y artículo); en tanto que el Guarani distingue 8 categorías léxicas (sustantivo, adjetivo, verbo, adverbio, pronombre, conjunción, interjección y posposición), una menos que el Castellano. En la Morfología Guarani no existe el artículo; y por otra parte, la preposición del Castellano, en Guarani se denomina posposición: "aha ógape" = voy casa a (voy a casa), o "mombyry guive” = lejos desde (desde lejos).
Las palabras del Guarani (por ejemplo, el sustantivo) tienen dos (tajýra, rajy), o tres (tesa, resa, hesa) formas para su uso.
Por otra parte, los adjetivos calificativos del Guarani son invariables en cuanto a género (masculino y femenino) y número (singular y plural), a diferencia de los adjetivos calificativos castellanos que sí pueden ser de género masculino o femenino y de número singular o plural; exigiendo la concordancia.
1. Pe karai yvate = ese señor alto, 3. Umi karai yvate = esos señores altos,
2. Pe kuñakarai yvate = esa señala alta, 4. Umi kuñakarai yvate = esas señoras altas.
En Castellano el adjetivo posesivo de tercera persona es "su"; en cambio, en Guarani dicho posesivo se expresa de 5 maneras diferentes: su ropa (ijao), su cabeza (iñakâ), su guitarra (imbaraka), su cara (hova), su cabello (hi'áva).
En cuanto a la SINTAXIS podemos decir que en Guarani existe la construcción del genitivo, donde el poseedor precede a la cosa poseída, al contrario de la construcción Castellana. Techapyrâ:
Kalo rembireko ohókuri Ka'aguasúpe = Carlos esposa fue Ka'aguasu a (La esposa de Carlos fue a Ka'aguasu).
Por otro lado, muchas oraciones en Guarani no tienen verbo "visible": cheakârasy = mi cabeza dolor (me duele la cabeza), kóva che róga = ésta mi casa (ésta es mi casa).
Estos muy contados ejemplos nos pueden ayudar a entender que el Guarani fue y sigue siendo muy diferente al Castellano; requiriendo, por consiguiente, un estudio especializado y contrastivo. Señalemos por último, que estudios de esta naturaleza nos sirven para sostener fehacientemente que la Lengua Guarani encierra maravillosos y profundos conocimientos; que imponen su estudio científico.
2.2. Hipótesis 2: La comprensión de las diferencias gramaticales por los docentes, favorecerá la educación bilingüe, incidiendo en la competencia intelectual y autoestima de los estudiantes.
2.2.1. Datos técnicos acerca de las cuatro encuestas practicadas
1º) La técnica utilizada para seleccionar muestras fue la denominada Muestreo por Conglomerado. Esta técnica consiste en aprovechar alguna concurrencia, es decir, una masa de personas que se reúnen casualmente; en nuestro caso concretamente para participar de una jornada pedagógica.
2º) Las encuestas se realizaron en cuatro jornadas sobre el mismo tema: “La Educación Bilingüe en la Reforma Educativa Paraguaya”, realizadas de 08:00 a 16:00 horas. Las mismas incluyeron clases expositivas-demostrativas, trabajos grupales y plenarias.
3º) Las jornadas fueron organizadas por las Coordinaciones de los Cursos de Lengua Guarani desarrollados por el ATENEO DE LENGUA Y CULTURA GUARANI en: San Juan Bautista (Misiones), Barrio San Pablo (Asunción), Edelira (Itapúa) y Tovatî (Cordillera).
4º) Los coordinadores de las jornadas ni los encuestados estuvieron enterados que en el transcurso de la jornada se les solicitaría que respondieran a las encuestas.
5º) En cada una de las jornadas se practicaron dos encuestas, en dos momentos. Al inicio de las jornadas -previa las aclaraciones correspondientes a los participantes- se realizó, en cada caso, la primera parte de la encuesta; y al final -después de la exposición acerca de las diferencias gramaticales entre el Guarani y el Castellano, los trabajos grupales y la plenaria- se efectuó la segunda parte de la encuesta.
6º) En los dos momentos se solicitó debidamente a los participantes responder de forma seria y responsable cada planteamiento de la encuesta, insistiendo en la necesidad de responder todo el cuestionario, procurando evitar abstenciones, de ser posible.
7º) La encuesta en su primera parte planteó datos generales tales como: si ejerce o no la docencia, nacionalidad, si habla o no Guarani, y si estudió o no Guarani. Entre los datos específicos -en la primera parte- incluimos cuatro preguntas: si considera o no importante la inclusión del Guarani en la educación bilingüe; si considera o no importante la implementación de la educación bilingüe en la Reforma Educativa; si conoce por lo menos una diferencia gramatical entre el Guarani y el Castellano; y si considera que la comprensión de las diferencias gramaticales entre el Guarani y el Castellano, puede colaborar en su mejor desempeño docente o no. Estas cuatro preguntas específicas fueron presentadas otra vez, al final de las jornadas, a fin de estimar las actitudes positivas o negativas de los participantes acerca de dichas preguntas, a partir ya del conocimiento y comprensión de las diferencias gramaticales entre el Guarani y el Castellano.
8º) Las encuestas practicadas fueron de cuestionario cerrado; es decir, teniendo como únicas opciones responder con “sí” o con “no”. Decidimos presentar este tipo de encuesta tomando en consideración que los cuatro planteamientos específicos no permiten -según nuestro criterio- respuestas vagas e imprecisas, más aún tomando en cuenta que los participantes son docentes y estudiantes de formación docente, vinculados actualmente a la Reforma Educativa y la educación bilingüe.
2.2.2. Aspectos relevantes de los resultados de las encuestas
Total general de encuestados : 245
Docentes en ejercicio : 209 (85%) Habla Guarani : 236 (96%)
Estudiantes de magisterio : 36 (15%) No habla Guarani pero entiende : 6 (2,5%)
No habla y no entiende Guarani : 3 (1,5%)
Que en el resultado inicial tan sólo el 12% de los encuestados manifestó conocer por lo menos una diferencia gramatical entre el Guarani y el Castellano, por haber participado de jornadas similares y sobre el mismo tema.
En el resultado inicial sólo el 15% de los encuestados consideró que la compresión de las diferencias gramaticales entre el Guarani y el Castellano puede colaborar en su mejor desempeño docente; porcentaje que en el resultado final subió a 95%.
3. MOHU’Â (CONCLUSIÓN)
La realización de este trabajo de investigación nos trajo a la mente, como en una película, todas aquellas reuniones, jornadas, seminarios y congresos que con varios compañeros llevamos a cabo, desde 1988, a lo largo y a lo ancho de nuestro país. Hoy nos damos cuenta que el análisis minucioso que en cada oportunidad hicimos del tema “diferencias gramaticales entre el Guarani y el Castellano”, ayudó a que muchos docentes cambiaran su actitud hacia el Guarani. El testimonio real y efectivo de todo cuanto señalamos, lo constituyen -sin duda- los miles de niños liberados que participan actualmente de la experiencia de la enseñanza bilingüe, en todos el país. Ellos ya son diferentes, pues son alegres, seguros, ellos levantan la mano y responden, y cuando retornan a sus casas comparten con los suyos sus experiencias escolares; sin síntesis, tienen una notable y muy valiosa competencia lingüística, particularmente en la Lengua Guarani. ¿Porque ocurre todo eso actualmente?, la respuesta es sencilla, porque por fin entienden las clases, los textos y los exámenes expresados en su lengua materna. Por todo lo expuesto, podemos igualmente sentenciar que hoy el Guarani ya no es el kukulele, el luisô o el pombéro de la Reforma Educativa, como unos cuantos querían.
De lo expuesto también se deduce que la enseñanza bilingüe en la Reforma Educativa, no debe apreciarse como “un simple proyecto educativo para aprender bien dos idiomas”; sino que, debe ser encarado en todo tiempo como el proyecto político que cooperará indudablemente en el fortalecimiento socioeconómico y cultural del país. Un país como el nuestro reducido al tercermundismo, sumido en la ignorancia y la miseria, solo podrá transitar hacia el desarrollo y la democracia, mediante el Guarani. No existe otro camino. Esta también es la razón por la cual el MEC no debe excluir al Guarani de ninguno de los grados o cursos de las escuelas y colegios; por el contrario, el MEC debe fortalecer la presencia del Guarani en el sistema educativo nacional.
Sin embargo, con respecto al modelo inicial de enseñanza bilingüe, debemos señalar que al generarse algunos cambios políticos en la estructura del MEC, hacia 1999, también se incorporaron al Programa de Educación Bilingue otros “técnicos”, quienes amparados en el poder del MEC, cambiaron radicalmente la dirección del proyecto en lo que respecta a la Lengua Guarani. Fue así que, de ese tiempo se inicia una bizantina y mal intencionada discusión, por ejemplo, acerca de cuál Guarani enseñar: el académico o el “paraguayo”. Supuestamente el Guarani Académico era “extraordinariamente dificil” comparado con la “extraordinaria sencillez y facilidad” del Guarani Paraguayo o jehe’a (mal llamado jopara). Lo notable del caso, fue que la discusión sólo apuntó al Guarani. Nadie en el MEC, ni por asomo, atinó a preguntar cuál Castellano enseñar: el académico o el “paraguayo”. Esta actitud de los técnicos del MEC generó un gran descontento entre los docentes, que no fueron consultados sobre el particular. Sin embargo, el MEC inició, de contramano, la implementación del Guarani jehe’a (mal llamado jopara) a través de la enseñanza bilingüe, desvirtuando así la esencia lingüística, cultural y filosófica del Guarani.
El MEC no tiene derecho a degradar y corromper gratuitamente al Guarani, de la manera que lo viene haciendo. En todo caso, a ley pareja nadie se queja. Que haga el mismo disparate con el castellano; así, se enseñará Guarani-paraguayo y Castellano-paraguayo, para que -a corto tiempo- nos constituyamos en el hazmerreir de todos. Me ratifico en que el supuesto Guarani-paraguayo o jehe’a (mal llamado jopara) no es otra cosa que la fiel demostración de nuestra pereza lingüística e intelectual. El jehe’a es nuestra excusa para continuar sumidos en la ignorancia, la pobreza y la miseria. El jehe’a es el sinónimo del vaivai y de la ley del menor esfuerzo. El jehe’a no es ni Guarani ni castellano. El jehe’a es el sinónimo de nuestra mediocridad. En el Paraguay que debemos cambiar todo es jehe’a, como la leche que nunca es pura (mitad leche, mitad agua). Pese a ello, el MEC optó por el jehe’a, demostrando con ello la ausencia de una verdadera intención de mejorar socialmente. En síntesis, el jehe’a es más de lo mismo, y digo esto porque -más allá de los buenos propósitos de la Reforma Educativa- nuestra educación no ha mejorado. Sin embargo, todavía estamos a tiempo y si nuestra intención es mejorar, deberíamos empezar por reordenar la enseñanza bilingüe, sustituyendo a ese efecto la enseñanza del jehe’a por la correcta enseñanza del Guarani, solamente así -gradual y progresivamente- podremos acostumbrarnos a lo que éticamente es correcto, académico y científico; eso, si queremos mejorar nuestra educación y por ende nuestro país, haciendo de él un país en serio. No existe otro camino, y recordemos que el Guarani puede ayudarnos grandemente a lograr ese ideal elevado.
Finalmente, la experiencia de la enseñanza bilingüe nos enfrenta a una triste realidad que siempre habíamos sospechado y que hoy se demuestra por sí sola, a cada paso: el problema del paraguayo nunca fue el Guarani, el problema del paraguayo siempre fue el castellano.

¬¬¬¬¬
(*) Doctor en Lengua y Cultura Guarani. Presidente (Director General) del ATENEO DE LENGUA Y CULTURA GUARANI. Docente de la Universidad Nacional de Asunción. Escritor bilingüe. Traductor público (Guarani-Castellano). E-mail: davidgaleanoolivera@gmail.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada